Una buena confesión

Sin lugar a dudas uno de los sacramentos que más entusiasmo causa en mi vida es el de la penitencia, cuya impartición es dada a través del acto de la confesión.

Digo que es un sacramento que me entusiasma ya que es por medio de este que Dios me demuestra que, a pesar de mi naturaleza plenamente humana y animal (a veces más animal que humana… je je), me ama incondicionalmente.  

Soy pecador, como cualquiera. Pero para mi fortuna y la de toda la humanidad, Jesús, gran conocedor de esta naturaleza humana sumamente imperfecta y caida, nos dejó una gran herramienta de salvación: la posibilidad de recibir perdón por nuestros errores. ¿Cómo? a través de la confesión.

Toda una enciclopedia se podría escribir sobre el principio y el fundamento de este valioso sacramento pero hoy quisiera centrarme en transmitirles algunas cuestiones muy concretas que a mi me suelen funcionar para que el perdón de Dios brinde sus mejores frutos. He aquí alguno recomendaciones:

1.- Una buena confesión se prepara con tiempo y anticipación… Llegar a la fila del confesionario y comenzar a reflexionar sobre nuestro actuar imperfecto de tiempo atrás no es lo más recomendable para profundizar verdaderamente. 

2.- Termina cada jornada con un balance del día en el que reflexiones sobre tus actos cotidianos. Hacer esto te ayudará sin duda a la preparación de una buena confesión ¿Por qué? porque cuando te veas en la necesidad de preparar tu confesión serás más consciente de tus pecados diarios.

3.- Escribe tu confesión. Cuando preparo mi confesión, trato de escribir mis faltas en una hoja de papel, misma que posteriormente llevo conmigo al confesionario. Esto evita que se me olvide algún pecado. Ante esto, más de un sacerdote se ha visto sorprendido cuando ven que lo que hago es leer mi enorme lista de pecados, en vez de sólo intentar acordarme de unos cuantos si lo hago semi improvisando al estar hincado en el reclinatorio. 

4.- Encomiéndate al Espíritu Santo para que te ayude a realizar una buena confesión. Pedir ayuda y los dones necesarios es signo de madurez espiritual. Antes de volverte hacia ti y tus asuntos, primero acude al cielo de donde, al final de cuentas, vendrá el perdón que solicitas.

5.- Hazte a la idea de que tus pecados no son en nada especiales y únicos. La gran mayoría de los sacerdotes, ya han escuchado tus mismos pecados de boca de otras personas una y otra vez. ¡Que no te de pena! Confesarte no te hace menos humano sino más.

6.- Una vez que estés enfrente del sacerdote libérate de orgullos, penas y prejuicios. No es él quien te está perdonando, es Dios mismo quien lo hace a través de su intercesión. Vale la pena mencionar en este punto lo que alguna vez me comentó un sacerdote al respecto “He llegado a confesar a personas que se dirigen a mi en su dialecto o idioma, mismo que yo desconozco, y aún así es válida la confesión, lo importante no es que lo entienda yo sino Dios”

7.- Lleva contigo el acto de contrición cuando vayas a confesarte. Dependiendo de qué sacerdote te confiese, te pedirá que reces o no esta oración dedicada a renovar tu promesa de vida de gracia a Dios y suele pasar que no nos la sabemos. Aunque algunos confesionarios tienen disponible la oración en un lugar visible cerca del reclinatorio, no siempre es así y es mejor ir preparado. Aprenderla de memoria sería lo ideal, pero hay quienes por nuestra poca retención siempre nos tenemos que ayudar del papel. (Yo la llevo apuntada en mi agenda electrónica.)

8.- Dialoga con el sacerdote sobre tus dudas. Después de haber dicho tus pecados, el sacerdote te ofrece unas palabras de motivación para lograr una vida de gracia. En ese momento puedes aprovechar para consultarle alguna duda particular sobre tu situación espiritual. Sin pretender que esta se torne en una completa y profunda dirección espiritual, si que puedes aprovechar la confesión para dialogar con el sacerdote un poco sobre alguna situación en particular que te esté costando más trabajo para vivir en estado de gracia. 

8.- ¡Reza la penitencia inmediatamente al salir! Recuerda que para que la confesión sea válida es necesaria culminarla con el cumplimiento de la penitencia y que mejor momento para realizarla que una vez que ya has recibido la gracia necesaria para emprender una nueva vida. Piensa que la penitencia es la primer oportunidad que tienes de demostrarle a Dios lo auténtico que es tu arrepentimiento.

9.- ¡Pide confesiones!. Si alguien me pregunta unos días antes de mi cumpleaños “¿José Luis qué te gustaría recibir de regalo?” Yo le diría “Regálame tu confesión”. El mejor regalo que puedo recibir ese día es saber que mi gente querida está en amistad con Dios. De igual manera pídele a tus seres queridos que se acerquen a la confesión. A Dios le encantará saber que fuiste la causa de lograr el arrepentimiento de tu prójimo.

10.- ¿Cada cuando confesarte? La iglesia sugiere que te acerques al sacramento de la reconciliación por lo menos cada quince días. Si embargo, si el pecado que cometiste es grave, yo te sugeriría que buscaras a un confesor lo antes posible. No dejes que tu alma guarde por mucho tiempo algo que no le ayuda a acercarse  a Dios. Si algo te aleja de Cristo… ¡Córtalo de raíz inmediatamente! 

Como conclusión podría decir que el grado de satisfacción y plenitud que sentirás tras acercarme al sacramento del perdón, estará proporcionalmente ligado al grado de preparación y reflexión que hayas tenido para presentar tu confesión ante Dios. Piensa que acercarte al perdón de Dios es una gracia inmensa que debe ser valorada en su justa dimensión. El perdón que le pedimos a Dios debe de nacer del corazón pero presentarse y meditarse con la razón.

About these ads

13 respuestas a Una buena confesión

  1. […] 7.- Confiésate. El domingo es el día de la confesión por excelencia. ¿Por qué? Por que es el día en que, en la mayoría de las Iglesias, por lo menos se aseguran que un sacerdote está dedicado de tiempo completo a confesar. Haber preparado la confesión con anterioridad es crucial, de tal manera que también obtengamos el mayor beneficio de este sacramento. Ya publiqué un post sobre algunos consejos para hacer una buena confesión. […]

  2. […] en anteriores ocasiones he expuesto algunos consejos para realizar una buena confesión, así que pienso poner dichos consejos en práctica hoy más que […]

  3. afith dice:

    me pareció muy bonito el mensaje de la confesión porque es algo que muchas personas no regulan hacer y deverian darse cuente de eso yo por mi lado también necesito mejorar mi confesión prepararla mas y practicarla maas mucho mas:).

    gracias y muchas bendiciones para todos

  4. martin dice:

    PARECEALGO EXTRAÑO Y QUE DA MUCHA VERGUENZA PERO EL PESO QUE TE QUITAS DE ENCIMA ES ICOMPARABLE, ESA ES LA MISERICORDIA DEL BUEN JESUS.

  5. ALEJANDRA dice:

    HOLA COMO ESTAS VIEN ESPERO Q ESTE VIEN Y Q NUNCA MEVOLVISTES A LLAMAR POR Q NTEAGO FALTA PARA MI YO TE QUIERO NO SAVIAS PARA Q LO VALLA SAVIENDO POR Q USTE ES MUY LINDO
    CHAOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

  6. Andrea dice:

    me gusto mucho tu entrada.. hasta puse en fb q me regalarán algo similar ;)

  7. juan dice:

    Me parece que el sacerdote debe entender lo que dice la persona para que sea “valida” la confesion. Asi alguien no puede teoricamente decir su confesion a un sacerdote que no entiende el idioma.

  8. juan dice:

    Para las personas que tienen dudas, miedos o que viven situaciones personales que no las acercan tan facilmente a la confesion, las recomendo de rezar cada dia, hasta lograr a confesarse. “El que reza…se salva”, dijo un sancto.

  9. Olga dice:

    Gracias por estos valiosos consejos. Después de muchos años vuelvo a Dios,quiero hacer una buena confesión yme estoy preparando para hacerlo.Qquisiera tener su correo para poder comunicarme y recibir mayor orientación, no se que me pasa pero tengo un pocode miedo.

  10. Alcira dice:

    Estoy preparando una charla para un retiro de adolescentes y me pareció muy clara tú exposición,
    .Es algo de persona a persona acercandose a Dios. Luego te cuento cómo quedo plasmada la charla!

  11. cj7 dice:

    bien

  12. BOJCETIC JUAN HUMBERTO dice:

    BOJCETIC JUAN HUMBERTO (SACERDOTE-URGENCIAS) (011) 4149-3866 .RESPONSOS .UNCION DE ENFERMOS .CONFESIONES .DIRECCION ESPIRITUAL .BENDICIONES (LAS 24 HORAS)

  13. Frank Dellaglio

    Una buena confesión | Diario de un católico: notas y apuntes de la fe católica

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 199 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: